El lenguaje como muestra de la evolución social

 

El lenguaje inclusivo o lenguaje no sexista intenta evitar la orientación hacia un sexo o género en particular, abarcando así a todos los individuos por igual, ya que hay quienes consideran que el lenguaje establecido por la Real Academia Española (RAE) es machista.
Este nuevo lenguaje propone reemplazar la marca de género «a» u «o» por «e», «x» o «@».  Por ejemplo: “Hola a todes”, “Hola a todxs”, “Hola a tod@s”. El problema que tienen el @ y la letra x es que no se pueden pronunciar, solo se pueden escribir, así que lo más adecuado es usar la letra e.
Nosotras estamos a favor de este lenguaje.
El cambio de letra «a» u «o» por la «e» que nombramos anteriormente es uno de los debates por su uso, en este caso en las escuelas. Es por eso que nos preguntamos ¿los docentes lo van a aceptar o lo van a tomar como un error ortográfico?
Karina Galperín, profesora de literatura de la Universidad de Torcuato Di Tella, dijo, entre otras cosas: “Creo que a los chicos no se los puede mantener al margen de usos masivos como los que se encuentran a diario cuando salen de la escuela”. Esto es totalmente cierto ya que hay una realidad que no se puede evitar, los chicos deben tener presentes estos debates y deben poder hablar de ellos en un lugar como la escuela. Y así poder aprender desde pequeños que no todos somos ni nos sentimos iguales y que cada uno tiene una realidad distinta.
Galperín también remarcó: “Los chicos son muy prácticos, están más adelante que nosotros y me parece algo muy fácil de entender e incorporar. Me parece muy bien que lo usen mientras entiendan por qué lo están usando”.
Entender las causas y la necesidad de su uso es ver más allá y es algo que se debe tener muy en cuenta.
El lenguaje inclusivo es una evolución, es un gran avance no definirse, adaptarse a la actualidad, empujarnos a ser y hacer más, abarcando la revolución con todo lo que significa. Decirle sí al lenguaje no sexista es sentirse libre, sentirse persona y no sentirse varón o mujer.
“Uno piensa en lenguaje, nuestro cerebro y pensamientos son todos en lenguaje. Entonces los límites del pensamiento son límites del lenguaje”, acota Sofía Giménez en una entrevista acerca de este tema.
Nosotras coincidimos con su postura, ya que nos parece que las personas tienen que abrir un poco más su mente y no limitar sin razón a otras ya que, a lo mejor, el cambio de una letra en una palabra las hace sentir incluidas socialmente.
Hablando de limitaciones, nadie te obliga a usar este lenguaje, es decir que todas las personas tienen la libertad de elegir si usarlo o no. Nosotras pensamos que es egoísta que haya gente que no quiera o no acepte que personas que no se sienten representadas con el lenguaje de la RAE utilicen este modo de hablar, es decir que esas personas no son capaces de ponerse en el lugar del otro y comprender su realidad.
Así como hay personas a favor de este lenguaje, hay otros que no lo están y tienen sus argumentos. Andrés Burgos, escritor, periodista y guionista colombiano, publicó en Internet varios motivos para no usar este lenguaje: “El español es machista, pero no por sí mismo, sino porque es un producto cultural, así que si queremos que haya equidad de género, debemos empezar por transformar nuestra cultura machista”. En parte, Burgos tiene razón ya que el lenguaje es producto de la cultura, y por lo tanto el machismo también. Desde nuestro punto de vista, para transformar esta sociedad machista, debemos realizar cambios y adaptarnos a ellos, ya que de eso se trata el mundo.
Uno de estos cambios es incluir a todos mediante el lenguaje no sexista.
Otros de los argumentos en contra de este lenguaje es que se considera que la discriminación hacia la mujer no terminará por usarlo. Nosotras sabemos que este lenguaje no va a cambiar por completo la discriminación hacia la mujer, pero va a ser parte del proceso, ya que estudios e investigaciones nos han dado a conocer el fuerte impacto que tiene el lenguaje en cualquier proceso de cambio. Por esto decimos que es algo que no se tiene que pasar por alto y que es un punto muy importante que formará parte de esta transformación.
En conclusión, pensamos que con el lenguaje inclusivo vamos a poder cambiar parte de la discriminación que sufre la mujer y las personas que no se sienten identificadas con el lenguaje de la RAE, y por más que éste no sea el único factor que va a intervenir en esta transformación, ya que hay muchos aspectos a considerar, es uno de los más importantes y no lo tenemos que dejar de lado.
La sociedad debe reflexionar sobre las personas que se sienten excluidas, poniéndose en su lugar, avanzando y evolucionando hacia un mundo mejor.

Alumnas: Luciana Virgolini y Martina Bongioanni


 

FUENTES
  • ¿Qué es el lenguaje inclusivo? Tkm explica (YouTube)
  • Glotopolitica.com
  • Blogs.eltiempo.com
  • www.utdt.edu

 

Deja un comentario